DONDE REPORTAMOS


Traducir página con Google

Historia Publication logo July 8, 2020

Un proyecto ferroviario que enfrenta a colonos e indígenas

País:

Autores:
Image by Heriberto Araújo. Brazil, 2019.
Inglés

China's demand for meat—for food security—drives deforestation in Brazil. As the world's largest...

author #1 image author #2 image
Varios Autores
En Novo Progresso, ciudad en Pará que vive de la minería de oro, un monumento fue erigido para homenajear a los “garimpeiros” o buscadores de oro a pequeña escala, a pesar de los impactos que este tipo de minería, que suele usar mercurio, tiene en la naturaleza. Foto por Melissa Chan. Brasil, 2019.
En Novo Progresso, ciudad en Pará que vive de la minería de oro, un monumento fue erigido para homenajear a los “garimpeiros” o buscadores de oro a pequeña escala, a pesar de los impactos que este tipo de minería, que suele usar mercurio, tiene en la naturaleza. Foto por Melissa Chan. Brasil, 2019.

El líder indígena kayapó Dotô Takakire, uno de los grandes críticos del tren Ferrograo por sus impactos medioambientales. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.

Ganado de raza Nelore en una dehesa establecida en una antigua área de selva amazónica nativa en el estado de Pará. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.

La carretera BR‐163, usada para transportar la soja, corta la selva en el estado de Pará. El tren Ferrograo debería avanzar en paralelo a la carretera, lo que hace temer impactos en la deforestación. Foto por Melissa Chan. Brasil, 2019.

Dos jóvenes camioneros que transportan soja por la BR‐163 temen también las consecuencias para sus puestos de trabajo del Ferrograo o “tren del grano”, que promete abaratar los costes del flete. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.

La producción bovina es el paso previo al establecimiento de campos de soja en la Amazonía brasileña. Aquí, un rebaño de vacas Nelore en el estado de Pará. Brasil es el mayor exportador de proteína animal del mundo. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.

Tiendas de compraventa de oro abundan en Novo Progresso, donde 5.000 buscadores de oro extraen de forma artesanal —y contaminante— el preciado metal del subsuelo. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.

Vista de la ciudad de Novo Progresso, descrita en ocasiones como típica del “salvaje oeste” por su violencia y lucha por la tierra. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.

Filas de camiones en la BR‐163 en dirección al río Tapajós, donde la soja es transferida a barcazas para su exportación. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.

Militares realizando trabajos de asfaltado de la BR‐163, una de las promesas electorales de Jair Bolsonaro al sector agroindustrial, que le apoyó masivamente en las elecciones de 2018. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.

Un camión de soja transita por un área no asfaltada de la BR‐163, cerca del río Tapajós. Foto por Heriberto Araújo. Brasil, 2019.